martes, 1 de marzo de 2011

SUCIA TRANSICIÓN EN GIJÓN

En fin , lo de sucia no hay más que verlo en la foto. ¡ni a Jovellanos le respetan su centenario pedestal!.En esos años setenta y ochenta en los que la transición , las decenas de efímeros partidos, los conflictos laborales y sociales , el "me manifiesto como sea y donde sea ", dejaban nuestro Gijón que daba pena. La verdad es que la suciedad de todo tipo y en cualquier superficie es algo que en la Villa Marinera se ha ido desterrando con los años, los nuevos medios y la educación de los gijoneses. Ver antes la dársena del puerto era ver todo tipo ,e insisto en lo de todo tipo, de porquerías flotando por las aguas. Las aceras solían estar bastantes sucias y la moda de hacer pintadas (prehistoria de los graffitis actuales) no respetaban ninguna superficie vertical.
Llegó la moda de las pegatinas y bien que se pegaban, los carteles hacían hasta escaleras de los que montaban unos sobre otros.....Afortunadamente era otra época -en este aspecto-. Recuerdo la compañía privada que había; limpiezas "El Sol", -como la cerveza mexicana- y ver a sus operarios recogiendo las bolsas de basura de la calle (no había contenedores) y tirarlas al camión. Alguno tenía tanta energía que la bolsa surcaba los aires sobrepasando el camión y aterrizaba al otro lado distribuyendo el contenido sobre la acera.
Afortunadamente las cosas-como dije antes- han mejorado también para los barrenderos (que así se llamaban antes, ahora no sé que neologismo utilizan), se ganaban el sueldo, porque hay que ver la gente como les dejaba la basura en la calle. (¿Recordáis las tarjetas de aguinaldo de los barrenderos?).
Y todo esto me viene al ver las paredes de la Plaza del Sur, el Jovino en su plaza y el dichoso letrero que no dejaba pasar a los peatones a la misma al que yo tenía cierta manía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario