sábado, 7 de mayo de 2011

PRIMER DOMICILIO DEL REAL INSTITUTO ASTURIANO DE NAÚTICA Y MINERALOGÍA

Este fue el primer nombre que recibió el Instituto, pues se ha mencionado que las principales (entre otras) asignaturas eran la Náutica y Mineralogía por estar vinculadas a la marina y minería, respectivamente. El edificio fue aportado por el hermano de Jovellanos, Francisco, que fue la primera sede de esta institución.

En una Ordenanza enviada por Antonio Valdés en la que se exponen las decisiones tomadas por el Rey Carlos IV de España, quedaba nombrado como director del Centro Francisco Jovellanos, así como recomendaciones sobre los profesores y personal, fijándose el inicio de las clases el 7 de enero de 1794.

Junto a los propósitos educativos iniciales, Jovellanos esperaba que algún día, quien quisiera realizar estudios ajenos a la minería y náutica para recibir una educación, pudiera ir al instituto y no necesariamente a la Universidad de Oviedo (Wkpdia).

En la foto superior podemos ver la decadencia y abandono del edificio en los años ochenta. Muestra una vez más de la desidia y el poco valor que los políticos daban a nuestra historia. No se trataba de ir sólo a poner flores a la estatua de Jovellanos un día de agosto al año , deberían tener más conciencia del valor que lo histórico (edificios, legados de todo tipo..) tienen para la memoria de un pueblo.

Actualmente , como se ve en la foto inferior, se ha rehabilitado el edificio como hotel de 3 * (La Casona de Jovellanos), estando enclavado en un sitio privilegiado del barrio de Cimadevilla. En fin , de no haber tenido este fin es probable que el edificio se hubiera caído de abandono.


1 comentario:

  1. En épocas pasadas se daba muy poco valor a estas construcciones, las veían como "caserones" (en sentido despectivo) que pedían a gritos la piqueta.
    Mejor dedicarlo a hostelería que a solar edificable, desde luego.

    ResponderEliminar