martes, 17 de abril de 2012

DE JEFES DE ESTADO Y ANIMALES.....

 Leer estos días los titulares de los periódicos trae de actualidad un tema que enfrenta pasiones entre la forma en que el hombre /mujer ha de relacionarse adecuadamente o no con los animales.
Como mi interés en el blog es traer los temas a mi ascua ( Gijón y el recuerdo de sus últimas décadas en la memoria de las personas) pues....me acordé de los Gamos del parque Isabel La Católica.
Oviedo tenía su osa Petra (que conocí) y nosotros, más mansos e influenciados sin duda por documentos cinematográficos  como Bambi teníamos... cuatro gamos.                                                                                                                                                    
Quizás lo que no sepáis muchos es que el origen de los cuatro gamos era un regalo del Caudillo (Francisco Franco), como relata la crónica de El Comercio del 18 de marzo de 1958:
"Al mediodía de ayer los informadores municipales fueron recibidos por el alcalde accidental don Pedro Glez.
del Río, que quiso hacer constar que los cuatro gamos llegados a nuestra ciudad el pasado sábado eran un obsequio de su Excelencia el Generalísimo, donados exclusivamente para el parque de Isabel la Católica".
No sólo venía a pescar a Asturias , por lo visto.


De los cuatro gamos, dos eran hembras y dos machos y parecía que el futuro daría a Gijón una prole de gamitos pero......no fué así. 
Recuerdo la pena que daba el verlos enjaulados con el suelo de piedra...sobre todo con la rasca de nuestros aires en invierno. No os puedo ampliar mucho más la noticia de su desaparición, de como se quitó las vallas y duró la construcción de piedra más tiempo pero....puede que me ponga a ello. 
A ello sumar la desaparición de los flamencos que había junto al parador del Molino Viejo, por mordeduras de perros, por gamberros......en fin , todavía debemos agradecer la maravillosa estampa que ofrecen tantas aves en libertad por "quizás" uno de los mejores parques de España.

4 comentarios:

  1. Manuel Antonio Goti del Sol18 de abril de 2012, 9:06

    La desaparición de gamos y flamencos en el parque me pilló viviendo fuera de Gijón, por lo que no recuerdo la fecha. Lo que sí recuerdo con nitidez es que la presencia de esos animales en cautividad nos hacía creer que era algo importante, de relumbrón. No teníamos zoo, pero casi....
    Tiempos de estrecheces mentales. Afortunadamente, la percepción que tenemos hacia los animales ha cambiado bastente, aunque no a todos, cómo se puede observar en estos días.

    ResponderEliminar
  2. Una barrabasada que no llego a buen puerto... en el 1986 hubo un montón de huelgas estudiantiles. Después de que se acabaran, los que estudiabamos un ciclo de FP en el San Eutiquio las prorrogamos por nuestra cuenta, porque nos iban a cerrar parte las clases de 3º de FP2. Para protestar echamos Mistol en la fuente de la Plaza del Carmen, bajamos los pupitres y "dimos una clase" en la carretera enfrente de la escalera dos... unas cuantas travesuras. En una tarde de eso que se llama ahora brainstorming a uno se le ccurrio como metodo de protesta liberar a uno de los "bambis". Nos arrancamos unos 40-50 para el Parque, por la acera para no dar mucho la nota a eso de las 10 de la mañana, pero cuando llegamos allí nos encontramos que nos esperaba una pareja de la policia local que desarticulo todo el operativo...

    ResponderEliminar
  3. Manuel Antonio Goti del Sol19 de abril de 2012, 12:21

    Mistol en la fuente, clases en la calle, liberación de bambis......, tú debes de ser un antecedente de los perroflautas esos.

    ResponderEliminar