sábado, 28 de julio de 2012

AVIACIÓN Y GIJÓN...EN LOS TIEMPOS DEL CHARLESTÓN

 El piloto francés Garnier enfilando su máquina rumbo al "aeródromo" de Las Mestas


 Unos fotogramas tomados desde el biplano hacen que nuestro Gijón nos resulte más que conocido. 
 A esperar que suba la marea para poder despegar tras un aterrizaje de emergencia . La colaboración de los paisanos fue imprescindible para subir el aeroplano hacia la zona de la escalera 12 (donde está la caseta de emergencia actualmente). Entre el público está sutilmente la Benemérita vigilando el tinglado.

 El autogiro La Cierva aterriza (entre los charcos de la marea) en plena revolución de octubre de 1934. Traía de pasajero al entonces teniente coronel Yagüe como mando de las fuerzas del Gobierno.
Esta foto es del aeródromo de Lugo de Llanera, La MORGAL,que era nuestro aeropuerto en Asturias antes de construir Ranón. El aparato de origen inglés causaba toda una sensación (me figuro que los vuelos que habría eran muy pocos).

12 comentarios:

  1. Estas fotografías me recuerdan que mi padre hizo un curso de vuelo sin motor, en aquellos viejos Schulgleiters, en el aeródromo de Llanes, tenía incluso dedicado el manual de vuelo por su instructor, autor del mismo, tal vez de los primeros en publicarse sobre ese deporte en España. El curso también deducía seis meses de Servicio Militar (que por aquel entonces se alargaba una eternidad). Aún conservo una Licencia Deportiva del FENDA de cuando yo mismo practicaba vuelo libre en ala delta, lo que nunca conseguí fue realizar un curso de vuelo sin motor ni en Ocaña ni en Monflorite.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Siempre admiré a los intrépidos que hacían vuelo sin motor....de cualquier tipo.
    El padre de una amiga mía - ya mayor- tuvo la gran experiencia de comenzar en España con los primeros clubs de vuelo sin motor y fue invitado a ver in situ los que había en Alemania ¡en los años 30!. Su buena memoria le hacía recordar a alguno de los pilotos que le presentaron como Adolf Galland , y te lo comenta con toda naturalidad.

    ResponderEliminar
  3. Manuel Antonio Goti del Sol30 de julio de 2012, 10:03

    Una anécdota de aviación sin aviones en el Gijón de los años 60. Publicaba Voluntad un 28 de Diciembre información sobre el aterrizaje de urgencia del famoso torero Manuel Benítez "El Cordobés" en Las Mestas. Su avioneta se vió obligada a posar en tierra por una avería que se estaba arreglando en el citado recinto, mientras el diestro seguía con atención los trabajos. Ni qué decir que muchos incrédulos gijoneses fueron hasta allí para poder ver al famoso. ¡Inocente, que te cayó la frente
    !

    ResponderEliminar
  4. Manuel Antonio Goti del Sol30 de julio de 2012, 10:07

    Otra de aviación gijonesa. La avioneta que anunciaba El Aguila Negra y que sobrevolaba la playa continuamente a lo largo del verano. Arrojaba unes botellines pequeñes, que eran saleros, rèplica de la botella original. Iban provistas de un minúsculo paracaídas. Les carreres, y los golpes en la refriga, por hacerse con uno de aquellos artilugios eren memorables.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por las aportaciones Manuel. De los saleros botellines todavía me acuerdo, y de las carreras en que se atropellaba a todo ser viviente también.

    ResponderEliminar
  6. Santiago, ya me imagino que el padre de tu amiga habrá fallecido, quizás ella podría haber conocido al profesor que comentaba, Eugenio López Iturrioz, el ejemplar que dedicó a mi padre lleva fecha de 18.03.46, por lo que en esos años estaba destinado en Llanes.
    Lo de los botellines publicitarios de “El Aguila Negra” ya lo había comentado en otro apartado, tiene razón Manuel, aunque para mí era como una leyenda urbana porque nunca me hice con uno, algunos decían que eran botellines de cerveza, otros dicen que llaveros, veo que también tenían forma de botellín pero eran saleros… Lo cierto eran las trifulcas que se armaban, aunque era mejor que te callera encima un botellín que no un paracaidista como vi que sucedió en una ocasión en una exhibición paracaidista de los militares, dos desaparecieron por la calle Aguado, otros calleron al mar y el de peor suerte calló encima de un conductor despistado en el puente del Piles. Por cierto, enhorabuena por estas fotos de una época en que volar era una actividad de alto riesgo.
    Saludos.
    Jorge

    ResponderEliminar
  7. Lo del avión sobrevolando la playa, dejando caer botellines ,lo recuerdo perfectamente y además la avioneta llevaba megafonia con la canción " aguilaaaa negra".
    Un saludo collaciu

    ResponderEliminar
  8. Manuel Antonio Goti del Sol31 de julio de 2012, 9:31

    Durante algunos años, otro clásico de la aviación gijonesa era el helicóptero de la Feria de Muestras. La gente pagaba por darse una vuelta por los aires, lo que no recuerdo era el coste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, después ya fueron 800...ahora dar una vuelta en helicóptero en Segovia para un grupo de 3 personas sale a 95 € cada uno.

      Eliminar
  9. Para Manuel: del helicóptero de la feria hice una subida por si quieres verla http://recuerdogijon.blogspot.com.es/2011/03/ay-arriba-arriba-arriba-y-ve.html
    Anónimo y Kai 51; recuerdo lo de la avioneta y los botellines que comentáis, me acuerdo de ellos aunque no pillé ninguno. Era un crío y lo más que cogí fue una postal de una sevillana anunciando aceite de oliva (a ver si os la subo que la tengo en Gijón)

    ResponderEliminar