sábado, 28 de julio de 2012

AVIACIÓN Y GIJÓN...EN LOS TIEMPOS DEL CHARLESTÓN

 El piloto francés Garnier enfilando su máquina rumbo al "aeródromo" de Las Mestas


 Unos fotogramas tomados desde el biplano hacen que nuestro Gijón nos resulte más que conocido. 
 A esperar que suba la marea para poder despegar tras un aterrizaje de emergencia . La colaboración de los paisanos fue imprescindible para subir el aeroplano hacia la zona de la escalera 12 (donde está la caseta de emergencia actualmente). Entre el público está sutilmente la Benemérita vigilando el tinglado.

 El autogiro La Cierva aterriza (entre los charcos de la marea) en plena revolución de octubre de 1934. Traía de pasajero al entonces teniente coronel Yagüe como mando de las fuerzas del Gobierno.
Esta foto es del aeródromo de Lugo de Llanera, La MORGAL,que era nuestro aeropuerto en Asturias antes de construir Ranón. El aparato de origen inglés causaba toda una sensación (me figuro que los vuelos que habría eran muy pocos).

domingo, 22 de julio de 2012

TAPAS DE GIJÓN



 Si alguien buscaba en " las tapas de Gijón"  algo digerible  pues que no , que para eso en Gijón se le dice más lo de "pinchu" ,"¿ Qué hay de pinchu?". O como nos decían en el recordado Bar La Perla de la Ruta "¿qué quiés d´pinchu..?".
Pero el tema que subo hoy es algo más sólido, que está a nuestros pies y por el que pocas personas muestran el más mínimo interés (a menos que estén mal colocadas) , ¡les tapes del suelu  de les aceres!.
¡Hay que ver la de tapas de todo tipo que hay por las calles de Gijón! Grandes, pequeñas, con diferentes formas y ....con todo tipo de dibujos geométricos. Las hay recientes, antiguas, muy antiguas...y con las funciones y empresas grabadas sobre su metálico soporte con una sobriedad propia del pié de cualquier estatua.


 Sólo os subo una selección de ellas y me queda pendiente algunas que tienen fechas como 1929, 1971...sobre su superficie. 
Su diseño geométrico, más funcional -anti resbalones-, que artístico me llama la atención y si observáis algunas fotos de Gijón de hace 70 o más años, en las que aparecen tapas en el suelo, os animo a comprobar si siguen o no en el mismo sitio, os llevaréis sorpresas con algunas.
 Andar por Gijón hace que me fije no sólo en lo que tengo enfrente, a veces hay que mirar arriba (preciosas fachadas y edificios llenos de detalles) , y otras abajo (estas tapas  del mismo color y sobre las que las pisadas, la lluvia y el sol parecen no hacer mella con el paso del tiempo).