lunes, 15 de noviembre de 2010

CAXIGALINAS DEL KIOSKO

Dedicado especialmente a Ricardo que me animó a recrear en un instante esas caxigalinas que comprábamos de críos en los kioskos de Gijón. De los años 60 y 70 presento una selección que creo que a más de un lector del blog le despertará algún que otro recuerdo.
Para mí los kioskos de aluminio de los años 60 , con forma hexagonal , fueron los reyes de los sueños infantiles de inversión de nuestras exiguas pagas semanales, al ser los más numerosos. Recuerdo, junto a mi hermano , una expresión que decíamos mucho: "vamos a dar la vuelta al kiosko", con ella examinábamos concienzudamente todo lo que tras los cristales podía tentar nuestro pequeño ánimo consumista.
Rodeando la imagen de dos modelos de kiosko de la villa podíamos llevarnos a la boca los eternos chupa - chups o mejor los chicles bazooka, los que te permitían hacer las mejores bombas con tira de aventuras incluída. Para coleccionar cromos, los de fútbol, los primeros autopegables, los originales hippy 2000 (juntado dos cromos te creabas los monstruos que quisieras) y para mí los mejores, los de Vida y Color 1 y 2. Las cartas de "familias", los muñecos de los Beatles, recortables, libros de la editorial Fher, los sobres de a duro, los cochecitos de Eko o Anguplás (supremos en el detalle, pasión de coleccionistas), las pistolas de restallo.......¿sigo...? Seguro que todas y todos tenéis vuestros preferidos en el recuerdo e incluso hasta las caras o los modales de más de un kioskero-a de antaño.

49 comentarios:

  1. ¡Ay esos quioscos de chapa, tan entrañables y a la vez tan cutres! Por cierto, siendo pequeño a menudo me pregunté si tendrían un váter dentro, alguno conocí con hornillo y todo donde cocinaban.

    ResponderEliminar
  2. Que nostalgia,de nuestra epoca de niños.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Y las pipas, de aquella era mas fácil, solo había Arias.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el collage Thunderluis,los quioscos uno el de begoña y el otru ¿el del ambulatorio?

    ResponderEliminar
  5. El kiosko de chapa es el de la avenida de Castilla. Queda aún el de los jardines de la Reina. En el parque infantil llegó a haber tres de ellos, fué el modelo más numeroso, algo así como las marquesinas de los autobuses pero en kiosko.
    Respecto a cómo de buscaban la vida ante las necesidades pues, a parte de lo que cada uno haríamos en su lugar, yo he oído que las botellas vacías de ciertas marcas usadas con o sin embudo servían como vacinillas.
    Es verdad que en Gijón sólo teníamos Arias -sigue igual el envase- lo de facundo no sé cuando llegó. También estaban los flash de flagolosina, los palín palotes....
    Gracias a todos por los comentarios

    ResponderEliminar
  6. Por alusiones, arrojaré luz sobre los WC portátiles de los kioskos que en mi barrio, ya comenté en este Blog, la del poco afortunado mote, "La Guarra", regenta a la sazón del kiosko del bulevar de la calle del Ferrocarril, hacía pís y pos en una lata familiar de Bonito del Norte, familiar porque cundía más en capacidad y olor. El Tebeo de "Furia", me recuerda esa frase con pegajoso acento "Piwi, ¡qué bueno que viniste!", que nadie me entiende cuando la digo salvo la caterva familiar que digería la serie conmigo. La baraja del juego de la Batalla innumerables veces comprada y perdida carta a carta incluido el Mariscal. Como aporte personal diré que de kioskos yo era gran consumidor del carrito de la Paula, un carrito con chicles, pipas, caramelos, cromos, sobres de Montaplex con sus soldados de la Legión Extranjera escala 1/72, los peligrosísimos fósforos de traca sobre tira de cartón y sobre todo las pistolas de agua que religiosamente compraba, rellenaba de agua y acto seguido me tragaba el tapón al metérmelas en la boca para beber.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Ricardo de Arce casi me hago Piwi encima al leer tu comentario.A proposito Thunderluis, que me dices de aquellos otros quioscos que no eren de chapa, aquellos que estaben en los portales de les cases.Yo por proximidad de mi casa en la calle de los Moros,tenia uno en la calle la Merced, al lado del bar los Parrales los mismos dueños de esi tenien otru en la calle San Bernardo, enfrente del cine Albeniz,habia otru en la calle Asturias al lado de la Mejillonera y en la calle Tomas Zarracina. Por cierto yo era adicto a les pastilles de leche de burra, comiales a puñaos.

    ResponderEliminar
  8. Los kioscos de Gijón que recuerdo yo eran los de ladrillo; Begoña, Los Campos, San Miguel. Luego había unos seudokioscos chaboleros de madera pintada de verde; frente a la escuela Industrias, Otro un poco más abajo en una calle antes de llegar al cruce del Llano, frente a la pastelería - jolin con la memoria- en Marqués de san Esteban, otro pegado al actual Navarro y que antes estaba en el muelle...
    Perdona por entrar un tanto subrepticiamente, pero me envía rubo en la creencia de que me iba a gustar el blog. Yo soy un poco más "antiguo" que tu y hay cosas que desconozco.
    salu2.

    ResponderEliminar
  9. Hombre, Alfredo, serás "antiguo" pero ello no quita que te pueda gustar el blog, que está bastante bien. Y si en algún tema te ves un poco pez, ahí tendrás a los "fíos" para que te asesoren, jajaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Te animo Alfredo a seguir el Blog ya que hay etiquetas de todas las décadas y vuestros comentarios o sugerencias son bienvenidos.
    De los quioscos de piedra , son sustitutos de antiguos cuchitriles o chaboleros como dices tú y comenzaron su construcción en su mayoría a partir de 1960 como los de chapa. Aún así todos recordamos y vemos que una parte importante de los kioskos eran sucedáneos añadidos a portales o construídos de cualquier forma.
    Al hablar de la escuela de peritos recuerdo un kiosko que había antes de llegar allí, en un chafán de la carretera de la costa y duró hasta comienzos de los ochenta, lo regentaba un ermitaño que tras los tablones y un ventanuco te hacía llegar El Comercio bajo el riesgo de narcotizarte con el olor que había dentro. Ahora hay una vivienda nueva en ese chaflán que hacía pared con un antiguo garaje que publicitaba Repsol.

    ResponderEliminar
  11. Exactamente, no recordaba el nombre del bar "el chaflán". Ahí compraba yo, cuando no había cuartos, aquellos cigarros "hechos". Debajo del bar hubo, creo que hasta no hace mucho, un tallador de vidrio. Pero había otro en el solar enfrente de la escuela, arrimado a una tapia y que vendía bocadillos de bonito. El tío roñica, mojaba un poco la cuchara en el aceite y con cuatro migas, cerraba el riche. Tres pelas creo que me costaban y tenía pedido.
    Ahora en aquel solar hay un edificio y en el bajo vendían o venden alfombras. Antes hacía esquina el bar "La Tuna"
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres a un sitio algo "guarro" y a un paisano grandón con un perrazo enorme que vendía bocadillos cerca de la Escuela de Peritos?

      Eliminar
  12. El garaje tenía un lavadero de camiones y creo que era "De la Riva"
    Salu2.

    ResponderEliminar
  13. A ver si acabo, rubo, mis hijos son Candasinos y poco me pueden ayudar en el tema de Gijón.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  14. Ya veo que no, siempre se me queda algo en el tintero. Oye thunderluis, te he dejado comentarios en otras entradas y alguno necesita respuestas. Repasa por favor y si puedes me las pones en el último post.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué recuerdos! Los sobres de plástico de pipas Facundo, de color amarillo que con el calor del verano desteñían. La pastillas de leche de burra que alguno ha mencionado ¿sabe alguien de qué estaban hechas realmente?..., o quizás mejor no saberlo. El cómic de "Furia" de la foto, que regalaba una careta del "inspector" (el de la Pantera Rosa, que emitían los domingos por la tarde en el dominical "Siempre en domingo"), y como no, los sobres Montaplex.

    ResponderEliminar
  16. Los de Facundo decían aquello de "no me quiero ir de este mundo sin probar pipas Facundo", que por cierto no eran las de sobre amarilllo de los niños mirando girasoles sino más bien tenían tono azulado y un señor clónico de anuncio de La Casera antiguo sonriendo
    . Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las del sobre amarillo eran de "ARIAS" que yo compraba a 1 pta. en el kiosko-librería "Amsterdam" o sea "el quiosco de la puerta colorada" como nosotros lo llamábamos en el barrio y todavía existe en la calle Ramón y Cajal pero la puerta debe ser de otro color. Y después llegaron las pipas Churruca; a las de Facundo llegué un poco tarde

      Eliminar
  17. ¿Alguien recuerda el puesto de Marciala, un carrito que se ponía en Begoña regentado por una anciana? Allí y en la palomitera muchas golosinas , cromos y petardos comprábamos de niños. Recuerdo también el kiosko de ladrillos rojos, a áquel si que dimos vueltas corriendo en nuestro juegos infantiles.

    ResponderEliminar
  18. ¿en qué años nos situamos con lo de Marciala? es que así nos ayudaría a recordar.¿Iba más bien vestida de negro, con moño y tirando a gruesa?

    ResponderEliminar
  19. Qué comercio habia en la calle Corrida entre la libreria "La Escolar grande" y la libreria "Cervantes"? no soy capaz a verlo. ¿Aguien me lo podría decir?

    ResponderEliminar
  20. A Marciala la situaríamos hacia año 66 al 68 o 70,era una mujer delgada, vestida de negro o de gris, el pelo canoso, no recuerdo si lo recogía en un moñucu en la nuca o si lo traía suelto pero a la altura del cuello no más largo.Ponía el carrito entre la heladería de Camy y la tómbola más o menos.

    ResponderEliminar
  21. Bueno a ver si consigo inscribirme al Blog, soy Conchi, la de los comentarios sobre Marciala y en otra entrada sobre algunos personajes que yo conocí en Begoña. Descubrí este Blog por casualidad y, la verdad, es que me gusta mucho. Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Recuerdo también al pirulero, un señor de pelo blanco, con boina que traía una especie de palo blanco con un bola en la parte superior donde enganchaba lo pirulís, y una lata grande en la otra mano,llena de pirulís supongo.

    ResponderEliminar
  23. Bienvenida Conchi al blog y gracias por tus palabras. De el pirulero me acuerdo por los pirulís que muchas veces se "soldaban"literalmente al papel que traían...¡qué buenos y qué dulces estaban!.Efectivamente traía un palo blanco pero la parte de arriba creo que era como un cilindro escalonado (tipo al de los muestrarios de Chupa Chups) en donde iban los pirulís..¡qué mayor me parecía aquél hombre!. Seguro que eran pirulís artesanales.

    ResponderEliminar
  24. Respecto a la calle Corrida tuvo comercios como la Escolar Grande y la EScolar pequeña, la librería Atlas que estaba pegada al salón de limpiabotas, el café Gijonés, la librería de Manuel Manso, bazar de calzado La Americana,fotógrafo Julio Peinado, La Nueva, La Villa de París, Bodegas Bilbaínas, calzados Derby,fábrica de bicicletas Cuesta y Cía...Intentaré ver con tiempo lo que preguntas anónimo respecto al comercio entre librerías.

    ResponderEliminar
  25. Gracias L.A. Santiago, me acuerdo de casi todo lo que dices pero soy incapaz de ver el comercio que estaba pegado a la Escolar. También etaba el Café Madrid casi enfrente, alguna vez tome cafe allí. Saludos, Román

    ResponderEliminar
  26. En cuanto sepa algo os lo comento, esto de vivir en Madrid...

    ResponderEliminar
  27. No os acordais del "clavelín" en la calle Tomás Zarracina? su mujer siempre iba muy arreglada, siempre me llamaba la atencion como se pintaba los labios, supongo que habrán muerto pero a la que no he vuelto a ver es a su hija, la pelirroja. Aquel kiosko me trae gratos recuerdos de cuando iba al Instituto Jovellanos, Roman

    ResponderEliminar
  28. Buena memoria Román, no cabe duda que estas personas dejaron memoria en tí.

    ResponderEliminar
  29. Claro que me acuerdo de la Marciana,ponia un carrin en Begoña,mas o menos enfrente de donde estaba el anzuelo,,por el invierno asaba castañes y por el verano vendia de todo.Siempre tenia a algun guaje de confianza que la ayudaba,eso si tenia muy mala hostia y soltaba unos tacos de mucho cuidao.Al salir de la escuela comprabamos en la Marciana(ese era su nombre),y siempre buscabamos la manera de mangar algun caramelu de mas.Sobre Clavelitos te dire que si, la fia vive.Debio de operar la vista o poner lentilles porque ya no lleva aquellas gafas de culo botella.Eso si,sigue conservando el pelirrojo el pelo,los labios rojo bermellon,y aparte de les gafes,sigue como siempre.Clavelitos,el hombre usaba ese gafes,siempre llevaba un clavel en la solapa,nariz colorada mas bien amorapiada y tenia el Kiosko en Tomas Zarracina al lado del Cometa,de los primeros en vender en Gijon el pantalon Levis.

    ResponderEliminar
  30. Rubi y demás comentaristas del kiosko de Marciala ¿o marciana?...próxima entrada va por vosotros.

    ResponderEliminar
  31. No,era Marciana,y si, esa foto era del carrin que tenia,lo que pasa que creo que ya es al final de sus tiempos.Un poco mas atras estaba el kiosko de Nati,y de sus hermanas,talmente enfrente de la parada de taxis que habia enfrente del cafeton.

    ResponderEliminar
  32. Por cierto...¿alguien se acuerda del antiguo cine Imperio?,estaba justo en el pasadizo que comunica Begoña con el hotel Robledo.Esa gran manzana,era la antigua fabrica de cristales, una vez derruida,existio un gran solaron,donde ponian los circos y los caballitos.Era un lugar de juegos,donde en el antiguo solar practicabamos la guerrilla urbana de aquella epoca(entre nosotros,y apedrades),mas de una cicatriz de alguna piedra me quedo en mi cabeza.Por alli andaba el famoso jaja,que vivia en la calle Covadonga,Armandin el del Globo,Lecio,etc...nos pasabamos mucho tiempo en la calle.Despues de salir de la escuela,la mayoria ibamos al Grupo Escolar Jovellanos,en la calle de La Merced.

    ResponderEliminar
  33. Va una del cine Imperio en la siguiente entrada.

    ResponderEliminar
  34. De algunos "tipos " que mencionáis:
    De clavelitos un dicho que comentaba..."de Gijón al Musel todos me llaman el hombre del clavel"...era conocido en los bares por llegar y pedir un "semáforo" (era cuando se empezaban a instalar en Gijón) y aducía al color rojo únicamente , símil de una copa de vino.
    De un tal Miguelín ..daba igual el santo que se le preguntara..sabía todas las fechas.
    Respecto al "chepu" en vespino decir que en realidad era un tipo normal , eso sí , de dos metros de alto que no era chepu sino que con los años y estatura se fue encorvando. Al parecer era el jefe de barrenderos del Ayto. Coincidió en la mili con mi padre y dice que la bayoneta que llevaba al hombro (mira que eran grandes antes) , en su cuerpo parecía una navajina.
    Saludos a todos y seguir con los comentarios.

    ResponderEliminar
  35. El chepu,se llamaba Piñerona y trabajaba en el A yuntamiento,colocaba les bombilles sin escalera,y colaboraba con gifesa,que era:gijonesa de festejos sociedad anonima,que como su nombre indica se dedicaba a organizar,los festejos en Gijon.Eran famosos los que se celebraban en Begoña,los teatros de titeres y marionetasetc...en Begoña donde se ubicaba una pista de patinaje,se monto en cierta ocasion un campamento de la OJE(organizacion juvenil española),algo asi como los antiguos flechas de la epoca franquista,desfilaban,arriaban banderas y cantaban el cara al sol con ahinco,mientras los guajes los obserbavamos alucinados.

    ResponderEliminar
  36. Rubi , haces que ,aunque no hayamos vivido alguno de los años a los que haces referencia, sea fácil imaginarlos por lo detallados que son tus comentarios.

    ResponderEliminar
  37. La mujer del carrito de Begoña se llamaba Marciana. No la recuerdo demasiado mayor ( hablo de mediados de los años 60 ) y me parece que era coja, con una bota ortopédica. Mala leche sí que tenía, bastante. ¿ Y qué me decís de los futbolines de Los Patos donde antes hubo un bar ? Tenían dos "jefes" que creo que eran hermanos: Pepe, que era cojo - también; debía de ser el signo de los tiempos...-, y Kilo. Yo me pasé allí toda la adolescencia, jugando partides "mano a mano", en les máquines de petacos y poniendo discos en lo que aun no se llamaba "Juke box". Creo que entonces fui feliz, y todo era mucho más sencillo y sano...

    ResponderEliminar
  38. No Marciana no era coja,de los que si me acuerdo eran de Pepe y Quilo,los de los futbolines de los patos.El que no era cojo,siempre estaba fumando unos cigarrillos de mentol,que creo que se llamaban Paxton,lo recuerdo porque alguna vez me mando a mi a buscarlos.No brillaba para nada la higiene en aquel local,sobre todo el terrible olor a pies de el que no era cojo(creo que era Quilo).

    ResponderEliminar
  39. ¡qué buena memoria!¡hasta para los olores corporales!, gracias a ambos por la aportación.

    ResponderEliminar
  40. ¿Alguien sabe decirnos referencias de "La Perala" ?

    ResponderEliminar
  41. Si escribes la referencia "la perala" en el buscador del blog te aparecen algunas. Saludos

    ResponderEliminar
  42. La Perala bailaba en ocasiones en el Parque Infantil y en el de Alvargonzález. ¿Se suicidó su hijo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lazarillo por el comentario. En el blog encontrarás la entrada del dramático final del hijo de La Perala.

      Eliminar
  43. http://recuerdogijon.blogspot.com.es/2010/12/reportaje-sobre-la-muerte-del-hijo-de.html

    ResponderEliminar
  44. Yo acuerdome siempre del cine los Campos, y del carrin de Oliva que nos vendía les pipes y les chufes,por perrones, antes de entrar al cine, digo por perrones, por que era lo único que teníamos. Soy naciu nel coto,en la calle Leopoldo alas n.19 encima del actual bar la esquina(antiguo bar casa Amable)en la misma calle había una panadería llamábase Imperial,ahi ganábamos algunes perruques precisamente pa ir al cine los campos,y dibamos a gallineru que nos costaba dos riales, allí xuntabamosnos los de ciares, los gitanos de la cábila y los del Coto,y como ya podréis suponer aquello, terminaba, siempre mal, pero pa los de butaca que terminaben llenos de cascares y todo lo que os podais imaginar. ¿ hay alguien que se acuerde del llagar de Falin y Tuya,en la calle Feijoo, a dia de hoy taría a la altura de la parrilla,Muñó.
    ¿Quién se acuerda del quioscu de justo en la calle sagrado corazón?
    ¿ Y del fiu, Justi?


    un saludo para todos los nostálgico de esti Xixón de nuestros amores.


    GELU.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo Angeliyo y muchas gracias por tu comentario y los datos que das en él.

      Eliminar