martes, 3 de mayo de 2011

CENTRO ASTURIANO DE LA HABANA - DELEGACIÓN DE GIJÓN



La delegación del Centro Asturiano de la Habana de Gijón pues era, claro está, la de Begoña.
En los años 40 y 50 a los que corresponden los documentos que os subo, el C.A .de Gijón era algo parecido a un Club Inglés. Para ser socio (no dejaban el acceso a mujeres), se necesitaba el aval de dos firmas de socios y -ojo al dato- certificado de antecedentes penales. Vaya , que para empezar no entraba cualquiera. Una vez dentro del local un letrero advertía PROHIBIDO HABLAR DE POLÍTICA (bueno en aquellos años no se podía ni dentro ni fuera del local). Entre los servicios que tenía -como en un club inglés- estaba el de llamar al camarero con un timbre para que trajera la consumición mientras se leía la prensa o las revistas de que disponían los socios. Toda esta información me la pasó mi padre y comenta que tenían el LIFE y la prensa pre - Fidel Castro como era el "Diario de la Marina"entre otras publicaciones.
Otro servicio interesante para los socios era el de peluquería, al módico precio de 1,10 pesetas el corte.
Os dejo que leáis los recibos de socio entre los que se ven otros servicios - de beneficencia dice- que tenían los socios, así como las Fiestas Sociales que se celebraban en el Parque Gijonés (donde está el local de ParkGijón tras el ambulatorio de la Puerta La Villa).
Curioso también el número de teléfono tan bajo y la orden de subida de cuotas venida de la Central de Cuba.

9 comentarios:

  1. Hola
    Tengo tambien un libreta de socio expedida el 2 de enero de 1943 - Me gustaria saber mas del centro de la habana en esa epoca - Gracias de antemano

    ResponderEliminar
  2. Me figuro que será parecida a la de mi foto.Realmente era de lujo...¡de piel!.
    Intentaré subir más entradas. Dejo el enlace del Centro actual.http://www.centroasturianogijon.com/
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. si se parece. Por dentro a la izquierda viene la foto y fecha 2 de enero de 1943... En la parte derecha vienen un numero, el nombre del socio... y viene firmada por el secretario... josé Gonzalez. Lo que me gustaria saber es para que servia ser socio en esa epoca en ese centro. Muchas gracias. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Algo de información viene en la entrada y me da la impresión que iba más por el lado de parecer el típico "casino" -de reunión no de juego- que había en muchas localidades. Con mesas de billar etc etc. De todas formas intentaré subir más información

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se jugaba, sí...pero discretamente.En la planta baja estaban los billares y un conjunto de sofás donde los socios hacían tertulias, charlaban, etc.Al fondo estaba el bar, donde las esposas de los socios podían estar "siempre que fueran acompañadas por sus maridos", pero no podian sentarse en la zona de billares y sofas que era exclusiva de los socios.En la primera planta estaba la Sala de Lectura, las oficinas, y un conjunto de pequeñas salitas donde se jugaba a las cartas en un ambiente semi-privado y un tanto misterioso, cuya discreción guardaba el Conserje, una maravillosa persona llamada Luis, o el Conserje de noche, otra maravillosa persona llamada Alvaro. Qué recuerdos, Dios, qué recuerdos!!

      Eliminar
  5. Como decias en la introducción era una especie de Club Ingles...de clase media. La clase alta estaba en el Club de Regatas. Pero dentro de ese estamento, era lo mas fino que había en Gijón. La gente se comportaba, iba bien vestida (se exigía llevar corbata), y era lugar de reunion y encuentro de abogados, médicos, empresarios, etc.En aquella época (hablo del año 55 y siguientes) era un prestigio ser socio del C.A. En cuanto a la prensa que se podia leer alli, te olvidas de una revista cubana que estaba muy solicitada. Y era el "Bohemia", que traia fotos de unas opulentas señoritas en bañador (y algunas en bikini!!), que hacían babear a los señores socios...

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por ambas aportaciones, muy enriquecedoras en datos y recuerdos.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por sus respuestas. En los anos que me interesan, postguerra (1943) me imagino que seria tambien muy prestigioso ser socio. Bueno pues conservare esa libretita con mucho carino. Un saludo desde Francia.

    ResponderEliminar