lunes, 4 de febrero de 2013

LIBRERÍA CERVANTES


No hace muchos años que desapareció la céntrica librería Cervantes de Gijón. Sita en pleno centro comercial de la calle Corrida era el refugio ideal en días de lluvia y refugio más que ideal para los amantes de los libros. Solía ser de los primeros sitios en los que "escaparateaba"  en sus amplios escaparates, buscando libros interesantes de Asturias, Gijón  e historia -en el escaparate de la izquierda- o de libros de corriente técnica ; motores, arquitectura - en el escaparate de la derecha-. 
Cruzar el umbral de su puerta y observar la distribución de la librería, su mostrador... era como retroceder a otra época .Este sentimiento  aumentaba al respirar ese olor que encontramos en las viejas bibliotecas o librerías de viejo.Un aroma que confunde la veteranía de las encuadernaciones con el papel de diferentes orígenes y  todo ello, sazonado con el valor que la madera ya añeja traslada al olfato de los clientes.
Era estrecha pero alargada , como será sin duda la memoria que dejará en el recuerdo de muchos gijoneses que la tuvieron como referencia.


7 comentarios:

  1. Qué pena que cierren todas las librerías antiguas. Pasa en todas las ciudades. Espero que no hayan puesto en el local un banco, sería el colmo

    ResponderEliminar
  2. Aún recuerdo ese olor tan peculiar de los libros y la amabilidad de su personal. Ahora lo que se llevan son las "FNAC" y las "Casas del Libro"... pero ya no son lo mismo ni de lejos.
    Por cierto, también cierra la librería de TINO VETUSTA... Qué tragedia...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Cristina, lo de los libros parece resistir mejor la tecnología que los soportes de música ....las tiendas que van quedando son un milagro de supervivencia.
    Los tiempos cambian Rubén y las grandes cadenas se hacen con todo el mercado. No me extrañaría que en unos años saliera al mercado una cadena de librerías con aire nostálgico y ambiente vintage .
    No sabía la noticia del cierre de la librería de la calle de la Merced, para mí uno de los lugares de parada en mis visitas a Gijón. Mi afición por la encuadernación de libros me llevaba a observar los libros no sólo por el contenido sino también por el continente. El propietario viene a Madrid a comenzar una nueva singladura, será interesante ver el nuevo local .Os dejo el enlace de la noticia en LNE ,http://www.lne.es/opinion/2013/01/14/in-memoriam-templo-libro-antiguo/1353596.html.

    ResponderEliminar
  4. Este recuerdo es para la Cervantes, y no le quiero quitar protagonismo si de paso recuerdo a la Escolar a 15 pasos de ella. En la Cervantes adquirí bastantes libros tecnicos que si no los tenia te los pedía. Creo que el libro de papel ha superado a la informatica, aunque aun hoy de la sensación de perder terreno, pero no hay tal pérdida, el libro de papel prevalecerá.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo Jenaro en que el libro prevalecerá pero ....¿en qué estado?. Los viejos incunables son algo difícil de superar, las actuales técnicas de tratamiento de papel, por no hablar del papel reciclado , hacen difícil que buena parte de ellos se "mueran"antes de llegar al siglo.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo no lo veo tan negro el futuro del libro de papel, todo depende de en que manos caiga un libro. Tengo libros que fueron de mi bisabuelo y están en un estado mágnifico, y pasan de los cien años, 50 años para un libro que haya dado con un dueño amante de los libros es practicamente estar en la infancia de dicho libro. Con esto no desprecio los nuevos soportes, pero si alerto de que no son tan fiables como lo que parecen, desde mi punto de vista. Saludos. Jenaro

      Eliminar
    2. Se conservarán mejor los libros de tus bisabuelos Jenaro, estoy seguro, cuanto más antiguo sea el libro (sobre todo si es anterior a los años 40-50) mejor.Los tratamientos usados en la elaboración del papel y , como digo arriba, el abuso del reciclado de baja calidad pasarán factura.Un saludo .

      Eliminar