domingo, 21 de septiembre de 2014

EL ÚLTIMO DEL "CAPITÁN ABREU"

 Es noviembre de 1969 y desde hace dos meses un mercante permanece abandonado en el puerto pesquero de Gijón. En su costado, el nombre "Capitao Abreu". Sobre su popa, a lo alto, una bandera,la panameña. Pero la nacionalidad de este mercante de unas 1.100 toneladas es portuguesa. ¿Cuál era el misterio de este barco?¿qué fue de su tripulación?.Sencillo, todos se habían marchado....menos uno, el mayordomo. En realidad él también se iba a ir pero al hacer las maletas....zas , sufrió una caída y fue hospitalizado en Gijón.
 El "Capitán Abreu" llegó a Gijón trayendo medera de Suecia. Su tripulación se componía de once hombres. Necesitaba hacer unas reparaciones y pasó a un dique de unos astilleros locales.El barco era relativamente nuevo y los astilleros no pudieron cobrar, por lo que la reparación nunca se completó y el barco fue amarrado en el puerto pesquero. Los armadores portugueses debían ya bastante dinero a la tripulación.

 Eduardo Augusto Masselo Novo, , el mayordomo estuvo hospitalizado en Jove. Su situación era dura- como comentaba al reportero de Asturias Semanal-:
 - A mí me deben más de noventa mil pesetas. Desde agosto no cobramos nada.
Eduardo es un viejo lobo de mar, viejo en experiencia pues contaba con cincuenta y un años en aquél momento. Tras una andadura de pescador de bacalao llevaba seis años en Capitán Abreu.
Pero nuestro barco no era el único que su compañía propietaria - "Baltire"- había abandonado. En Bilbao había otro buque, el "Capitán Bismark" que había corrido la misma suerte.
El Capitán del Abreu abandonó la nave para trasladarse por carretera a Lisboa a fin de buscar una solución a la difícil situación. Los armadores debían  - principalmente a los marineros- una cifra cercana a los doscientos millones de pesetas ¡toda una barbaridad para la época!.
Eduardo, el mayordomo, resbaló al pasar del barco al muelle y recibió un fuerte golpe. Pudo costarle la vida , pero gracias a la rápida intervención  de unas personas que pasaban  en aquel momento junto al buque, se le rescató y hospitalizó.Junto a su esposa se recuperó de las fracturas ocasionadas en la planta tercera de Jove.
El Abreu recorría toda Europa principalmente transportando madera.
No era la primera vez que C. Abreu recalaba en Gijón, ya en 1967 había atracado en el Musel con un cargamento de madera.
Estuvo vigilado por la Comandancia de Marina y para los niños que entonces lo observamos resultó un clásico que se ha mantenido en el tiempo...como su nombre.Del año 1969 al año 1971 muchas cabezas giraban en la dársena viendo su semblante vacío y cada vez más escorado.


En noviembre de 1971 la coletilla de "y en la dársena ...el Capitán Abreu" parecía una clásico.

El barco en 1971, era todo un peligro en el muelle. Sus amarras eran débiles y el constante cambio de mareas más  el nordeste pudieron ocasionar que la nave quedara sin gobierno ....como para estar cerca de ella.
 De su desguace final, los pleitos  y demás ....lo dejo para otro día.......

2 comentarios:

  1. En la foto que se ve el barco navegando no está surcando los mares, está entrando en el puerto de Leixoes.

    ResponderEliminar