sábado, 27 de septiembre de 2014

572 ANALFABETOS EN GIJÓN....

 En las últimas semanas se han incorporado a los colegios miles de escolares en toda España. El nuevo curso comienza y ,- pese a recortes de todo tipo y  crisis generalizada-, la formación de nuestros escolares debe de seguir adelante. Un colectivo que actualmente  suma diferentes sensibilidades , con idiomas diversos y decenas de nacionalidades .
 España -y Gijón por añadidura - ha tenido tal evolución en la formación de su población ,que resulta chocante hoy día hablar de una realidad que hace unos años estaba presente en nuestra ciudad :el analfabetismo.
 Hace cuarenta años se suprimía en España el Cuerpo de Maestros Alfabetizadores ,al considerar que ya no había personas analfabetas en nuestra nación.
Sin embargo en aquél lejano 1974, en Gijón existían 572 analfabetos. Aquellas personas tenían limitados la mayoría de los cursos en los que es necesario leer, escribir e incluso realizar operaciones básicas matemáticas.


 Aquél Gijón tenía una población chabolista y unos índices de mendicidad  que hoy nos parecerían bochornosos. Gran parte de la población analfabeta provenía de familias con problemas de integración comunitaria. Nombres como La Kábila, El Arbeyal, El Plano, Villa Cajón, Poago, etc eran núcleos de marginación social. Los padres de muchos niños que residían en estos núcleos, necesitaban una promoción laboral y cívica que lograse que sus hijos se librasen de la miseria y el analfabetismo vivido por ellos.

En Gijón había una organización que intentó poner frenoa aquella situación de marginación social:
 "Gijón ciudad para todos" .
Se hicieron planes para fomentar la formación profesional pero el tema de la alfabetización quedó aparcado.
 Para los niños como yo ,que tuvieron la suerte de ir a un colegio "normal" - el mío era el CODEMA- ,resultaba bastante chocante ver escenas enfrente de nuestro colegio que nos producían una cierta paradoja. Me refiero en concreto a ver niños de nuestra edad ir a instalaciones provisionales - barracones- que hacían de colegio en el espacio que pocos años antes ocupaban las cocheras de tranvías.
La "provisionalidad " creo que duró varios cursos y parecía que era una solución de urgencia que se utilizó en diferentes espacios de Gijón.
Con los años la construcción de escuelas públicas fueron incrementándose a tenor de como lo hacía la población.
Hice una entrada en el blog con imágenes de algunos libros que usamos en el Codema en aquellos años 70 con muy buena acogida. Hoy os subo más imágenes de mi "hemeroteca escolar", afortunadamente conservada a pesar de los años ,en las que los contenidos y portadas de algunos de esos libros ilustran la entrada de hoy. 

 Las páginas que estáis viendo son de libros de texto de la primera mitad de los 70. Seguramente en estos días en que la idea de España tiene tantas sensibilidades en sus pobladores, más de uno/a esbozará una sonrisa...
 La base del texto correspondía a una asignatura que se llamaba "educación cívico - social".
 Como os dije anteriormente, los textos son anteriores a la llegada de la democracia a nuestro país aunque su ideario se mantuvo aún varios años después...

A continuación podéis ver algunos de los libros de lectura que utilizábamos los niños de entonces....
 Hay libros de los que guardo un recuerdo entrañable; el de la derecha; "el pájaro verde", junto a "Plim" - era una guitarra- , y las andanzas de "Polvorón" -un perro protagonista del texto-.
¿Alguien los recuerda....?

 Como anécdota os pongo el precio de este libro de lenguaje en 1972; 90 pesetas- 50 céntimos actuales-.

 Otra portada de libro de texto de 1970-71.

domingo, 21 de septiembre de 2014

EL ÚLTIMO DEL "CAPITÁN ABREU"

 Es noviembre de 1969 y desde hace dos meses un mercante permanece abandonado en el puerto pesquero de Gijón. En su costado, el nombre "Capitao Abreu". Sobre su popa, a lo alto, una bandera,la panameña. Pero la nacionalidad de este mercante de unas 1.100 toneladas es portuguesa. ¿Cuál era el misterio de este barco?¿qué fue de su tripulación?.Sencillo, todos se habían marchado....menos uno, el mayordomo. En realidad él también se iba a ir pero al hacer las maletas....zas , sufrió una caída y fue hospitalizado en Gijón.
 El "Capitán Abreu" llegó a Gijón trayendo medera de Suecia. Su tripulación se componía de once hombres. Necesitaba hacer unas reparaciones y pasó a un dique de unos astilleros locales.El barco era relativamente nuevo y los astilleros no pudieron cobrar, por lo que la reparación nunca se completó y el barco fue amarrado en el puerto pesquero. Los armadores portugueses debían ya bastante dinero a la tripulación.

 Eduardo Augusto Masselo Novo, , el mayordomo estuvo hospitalizado en Jove. Su situación era dura- como comentaba al reportero de Asturias Semanal-:
 - A mí me deben más de noventa mil pesetas. Desde agosto no cobramos nada.
Eduardo es un viejo lobo de mar, viejo en experiencia pues contaba con cincuenta y un años en aquél momento. Tras una andadura de pescador de bacalao llevaba seis años en Capitán Abreu.
Pero nuestro barco no era el único que su compañía propietaria - "Baltire"- había abandonado. En Bilbao había otro buque, el "Capitán Bismark" que había corrido la misma suerte.
El Capitán del Abreu abandonó la nave para trasladarse por carretera a Lisboa a fin de buscar una solución a la difícil situación. Los armadores debían  - principalmente a los marineros- una cifra cercana a los doscientos millones de pesetas ¡toda una barbaridad para la época!.
Eduardo, el mayordomo, resbaló al pasar del barco al muelle y recibió un fuerte golpe. Pudo costarle la vida , pero gracias a la rápida intervención  de unas personas que pasaban  en aquel momento junto al buque, se le rescató y hospitalizó.Junto a su esposa se recuperó de las fracturas ocasionadas en la planta tercera de Jove.
El Abreu recorría toda Europa principalmente transportando madera.
No era la primera vez que C. Abreu recalaba en Gijón, ya en 1967 había atracado en el Musel con un cargamento de madera.
Estuvo vigilado por la Comandancia de Marina y para los niños que entonces lo observamos resultó un clásico que se ha mantenido en el tiempo...como su nombre.Del año 1969 al año 1971 muchas cabezas giraban en la dársena viendo su semblante vacío y cada vez más escorado.


En noviembre de 1971 la coletilla de "y en la dársena ...el Capitán Abreu" parecía una clásico.

El barco en 1971, era todo un peligro en el muelle. Sus amarras eran débiles y el constante cambio de mareas más  el nordeste pudieron ocasionar que la nave quedara sin gobierno ....como para estar cerca de ella.
 De su desguace final, los pleitos  y demás ....lo dejo para otro día.......