jueves, 23 de agosto de 2012

HISTORIAS DE MUUUUCHO MIEDO...EN GIJÓN

"Casablanca" y "Bellavista" restaurantes clásicos de Gijón cerca de la ría de los vagones.
fotograma de la película "los peces rojos" ambientada en Gijón , años 50.
 Hoy os voy a contar una historia curiosa, trágica, "casi" inverosímil y más propia de una novela de la Semana Negra. Quizás ni siquiera la tendría en cuenta si no fuera por estar centrada en Gijón y por llegarme contada por uno de los testigos que la oyeron de primera mano. Gracias a muchas de vuestras aportaciones, a través del correo, del blog, a nivel personal, historias de Gijón "de las que no salen en los libros" me llegan y realmente... algunas son la pera.
Bien, centrémonos en lo de hoy, para ello debéis imaginar el Gijón de los años 50; gris, con los grandes edificios por construir, déficit de viviendas, con cortes de agua y luz , gran parte de las calles sin asfaltar, barrios que bordeaban el corazón de la Villa llenos de casas bajas y muchos sótanos de casas poblados de forma insalubre...en fin un Gijón que iba a empezar a salir de una época de escasez y necesidades en los siguientes años y en donde las personas se pluriempleaban en lo que saliera.
Nuevo fotograma de "los peces rojos", algo retocado para darle dramatismo.
 En aquellos años un día , un policía que solía tomar el café en el mismo local de siempre, y que conoce a algunas personas del mismo, cuenta una historia, una historia entrecortada ante al menos tres personas ....y que hace que los testigos ni parpadeen al escucharla..:
"...en la zona del Casablanca , el Bellavista, donde "la ría de los vagones" en verano , había bastantes personas disfrutando del día de playa. Un hombre que había tomado su coñac en uno de esos restaurantes buscaba un albañil y le habían indicado que en la playa había varios que descansaban de una obra cercana.
Se acercó a la playa y fué preguntando por un albañil, al responderle uno que él lo era ,le comentó si estaría dispuesto a realizar un trabajo para él, que no se preocupara por el material que ya lo ponía él y que le ofrecería una buena paga. El albañil dijo que sí y vistiéndose le acompañó a su coche, transcurridos unos metros del recorrido el sujeto le comentó  que tendría que vendarle los ojos y ponerse su sombrero para disimular, no quería que supiera el camino que iban a tomar. El albañil se extrañó ...pero el tono de voz trnquilo y el recordatorio de la paga le hizo pensar ¡hay cada chalao!....y aceptó.
Por fin llegaron a una casa y al ir a bajar a un sótano el sujeto  le quitó la venda . El albañil vió amontonado a un lado ladrillos, arena....y un extraño agujero en la pared. El sujeto apareció al instante con una mujer atada de manos, la boca ¿grapada, cosida, tapada?...y la empujó al hueco de la pared  (no me han dicho si él iba armado de alguna manera) atándole a su vez las piernas y con tono poco amable le dijo al albañil que empezara a tapiar el hueco. El pobre hombre no acertaba con poner los ladrillos....el "contratista" trató de tranquilizarlo diciéndole que era un asunto entre ella y él, que no se preocupara, que cobraría lo suyo y lo volvería a llevar al lugar donde lo recogió.
Por fin terminó el tapiado y con el ambiente del sótano, el sudor y el nerviosismo el sujeto le ofreció un vaso de agua al albañil antes de salir del sitio y cumplir con su palabra. Durante el trayecto , el albañil era preso de remordimientos y tras recobrar la libertad lo primero que hizo fue llamar a la policía . Uno de los presentes en la declaración era el policía del café, el que escuchó el relato de viva voz del atolondrado albañil, el cuál   empezó a encontrarse mal poco después , a marearse y ....fallecer víctima de un veneno que de haber tenido más cantidad en el vaso de agua no hubiera servido para que el hombre contara nada........" La censura del momento hizo que no se comentara nada, caso cerrado, no hay pruebas.......excepto la declaración de los policías......
¿habrá una mujer emparedada aún en algún sótano de Gijón....? pese a peinar zonas de la ciudad JAMÁS SE ENCONTRÓ restos de lo que os he contado.
Hay más historias truculentas, algunas publicadas en prensa como la historia del asesinato de "LA MUSA".....ésta para más adelante que no quiero hacer del blog un cuarto milenio playu.Saludos,


No hay comentarios:

Publicar un comentario