sábado, 8 de enero de 2011

SIRVA DE HOMENAJE POR LOS BUENOS MOMENTOS QUE NOS HAN HECHO PASAR

Bobby Farrell + 30 DICIEMBRE 2010 Gerry Rafferty + 4 ENERO 2011

NO ES CALCUTA, NI BEIRUT, NI HAITÍ....CIUDADELA DE CAPUA, GIJON AÑO 81 ¡DEL SIGLO XX!

..."un día es espacio
y también lo es un año
y una hora
y un segundo
y una vida

¿Deberíamos apurar el año
o la hora
o el día
o el segundo?

Amo el espacio
y, cuando duermo,
siento la inmensidad
de lo infinitamente grande
y de lo infinitamente pequeño.

El equilibrio no existe en el espacio
y todavía no ha llegado el caos.
Es así.
Lo percibo:es así
siento la necesidad del espacio".

Yves Klein, 1952

viernes, 7 de enero de 2011

EL RASTRO DEL "RASTRO" EN 1979


Esta imagen imposible ahora mismo (debido a que el solar ,adyacente al colegio Rey Pelayo soporta la consabida construcción) ,corresponde a finales de la década de los 70. La algarabía vista de lejos no parece distanciarse mucho del actual Rastro , si no fuera porque seguramente las condiciones de los comerciantes han IVAlucionado junto a los trámites administrativos para estar allí.
Me viene a la memoria una vez más el hombre del "salacot"y sus múltiples bolis a precio de ganga , y todo ello con el soniquete lejano de alguna "cassete"que nos repetía los estribillos de grupos como los Chichos. (foto Guía Ind. de Gijón)

miércoles, 5 de enero de 2011

ESTOS "BEETLES" SÍ QUE ESTUVIERON EN GIJON

Estuvieron tocando en el Jovellanos el 22 de septiembre de 1964. Como véis comenzamos el año a lo ye - yé, y , sin entrar en valoraciones sobre si eran buenos o no , os traspaso la crónica que del concierto hizo un periodista local.
"Como espectáculo, no cabe duda que la empresa del teatro Jovellanos ha dado un paso grande al presentar a "The American Beetles". El impacto de una propaganda mundial eleva la condición de atracción de estos grupos de jóvenes intérpretes de ritmos y estos "bitles" , sucedáneos de los famosos muchachos de Liverpool, se han colocado en una órbita que por lo menos despierta curiosidad y expectación entre el público, casi podríamos decir que sin distinción de edades, porque si bien predominan los adolescentes y las chicas quinceañeras, también gentes mayores, sesudas y graves acuden por ver que es aquello y que misterio tiene. Después puede venir la decepción.
Porque los artistas que hemos visto ayer han contentado a algunos -posiblemente los más- y dejado indiferente a otros, ¿son músicos? hemos dicho artistas. Y efectivamente tienen o poseen el arte de interpretar melodías y ritmos frenéticos , al mismo tiempo que realizan una representación mímica y acrobática que configura de un modo especial su trabajo.El atuendo, el exotismo exagerado y ridículo incluso de sus melenas es parte del espectáculo.
Pese a todo el espectáculo ha sido una novedad. Y de un impacto sensacional. Porque al terminar la función de la tarde, el público juvenil, en en pleno trance, pretendió mostrar su simpatía y organizó un ruidoso pero inofensivo tumulto que obligó a las autoridades a imponer orden. "