viernes, 17 de diciembre de 2010

VIAJAR POR ONCE PESETAS

Año 1978, estación de Carreño y billete de cartón de los antiguos fabiolos. El precio que ahora nos hace sonreír por lo económico ¡11 pesetas! contrasta con el casi lujo que supone hoy en día viajar en AVE. Curioso el exceso de tinta que se usa para matizar lo de segunda clase y única¿?.
Para los jóvenes de entonces , lo de coger el tren a Candás o Perlora era un recurso barato de cambiar de aires a menos de 20 km. Inolvidable el zarandeo de los viejos tranvías belgas, su paso por villacajón, los acantilados del tranqueru por los que pasaba y aquellos asientos de grandes muelles que nos hacían ir casi botando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario