lunes, 4 de marzo de 2013

PROMENADE ET PLAGE DE SAINT LAURENT & PROMENADE AND SAINT LAWRENCE BEACH

Del encanto que daba el toque internacional con la denominación   de nuestras postales a la maravillosa descripción del Gijonismo que aportaba el inmortal Pachín de Melás.


5 comentarios:

  1. Tu "enfermedad" la padecemos muchos, aunque algunos hayamos tirado la toalla y veamos la actualidad con escepticismo.Llevo muchos años fuera de Asturias, aunque no deje de leer diariamente "El Comercio" y "La Nueva España", y de ver "Conexión Asturias" en la TPA.
    En el año 2004 fui a Gijón a ver a mi hermana (hoy ya fallecida) después de muchos años sin pisar la tierrina. La impresión fué decepcionante. El mi pueblin ya no estaba...se lo habían llevado. Salvo la calle Corrida y cuatro calle más del cogollu, de aquel Gijón ya no queda nada.
    Sí, de acuerdo, estará muy guapu ahora con nuevos viales y barrios nuevos donde antes había prau, pero....¿dónde está el mi Gijón auténticu?...el de siempre...el de toda la vida...? ¿A dónde se lo llevaron?.
    Cuando estuve ahi hace nueve años me embargó la tristeza de sentirme un extraño en mi propio pueblo...y lo que leo todos los dias en la prensa sobre la vida social tampoco tiene nada que ver con la sociedad que yo conocí.
    Enfin, asi es la vida...siempre fuimos muy "modelnnos".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eres tú sólo a muchos nos pasa lo mismo, el tiempo se llevo casi todo, buf!!!qué triste me estoy poniendo.

      Eliminar
  2. No hay que ponerse triste... a mí todo este "ejercicio del recuerdo" que hago me divierte y el que haya comentarios que revitalicen hechos, lugares o personas pasados combate la amnesia histórica de la memoria. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusta el nuevo Gijón. He ido siguiendo cómo crecía. Sí, hubo momentos duros, pero algunos ya empezaron cuando eran niña y comenzaron a construir los grandes edificios en primera línea de mar. Yo vivía en la segunda y nos quitaron la vista al mar. Solo veía un trocito desde mi habitación. Me marché en 1975 un mes antes de morir Franco y, recuerdo, a principio de los 80, volver y ya no ver los pesqueros en el puerto, el cierre del Café Oriental o , más tarde, cuando pusieron una franquicia en el Café San Miguel o ... Y las masivas construcciones nuevas de los ultimos 30 años terrible. Pero me gusta que hayan lavado la cara a las casas negras de humedad,; me gusta poder pasear desde la Ñora hasta Poniente sin encontrarme un coche... Aunque para mi Gijón siguen siendo las dos o tres calles en que nací y crecí, entre la playa y el muelle, alrededor del Ayuntamiento y Cimavilla. Ese Gijón que es una pequeña península de los vientos, como yo la llamo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario Margarita , tan lleno de sentimiento y fuerza.
    Como describes , hay dos caras de nuestro Gijón, ninguna es totalmente buena ni totalmente mala, aunque los recuerdos pesan sobremanera en nuestra idea de Gijón , sobre todo si has tenido que dejar de vivir día a día su evolución.
    Haces referencia al puerto pesquero y me han venido a la mente los recuerdos de cuando estudiaba y veía a lo lejos el Musel con todos sus barcos , grúas etc....Yo que me despistaba con una mosca me dedicaba a anotar el tiempo que los grandes barcos tardaban en salir y pasar a la altura del faro (era mi referencia visual)como línea de meta. Ahora cuando voy a Gijón todavía veo el faro , especialmente activo en las noches,pero del puerto y los barcos.....

    ResponderEliminar