viernes, 25 de junio de 2010

Gijón no quiso ser como San Sebastián

"En el muelle de Fomento
hay un lindo barracón
que recomienda a Gijón
como el más grande portento.
Es soberbio monumento
que para eterna memoria
del ornato en pepitoria
se puso en aquel lugar,
del cual se podrán sacar
apuntes para la historia."
Sátira dedicada en el siglo XIX al barracón construído para los baños particulares de la reina Isabel II en su visita a Gijón. Para que os hagáis idea su zona de baños era una pequeña playa que estaba aproximadamente enfrente del barracón de esta foto del Muelle (antigua ya de por sí).Llena de detalles de otra época, desde principio a fin de la foto , ahora es puerto deportivo y punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario