jueves, 16 de septiembre de 2010


Todo un clásico entre los cafetones de Gijón. Acabó sus días con la década de los setenta haciendo malabarismos para captar clientela de todo tipo. Al final era curioso ver a los camareros con la usanza de los viejos cafetones sirviendo cortados al ritmo de los Rolling .
Recuerdo los altavoces negros -grandes para mí en la época- y el ambiente de los parroquianos más propio de otros garitos como "el furacu".
Estamos hablando de la época de la transición y entre progres, bibitorros, horteras, fachas, macarras...las tribus urbanas proliferaban como lo hacían las pegatinas "de todo" como la que ilustra el comentario.
Era un lujo pillar mesa con ventana y analizar los paseantes de la calle Corrida como único pasatiempo.
El Oriental D.E.P.

2 comentarios:

  1. Infinidad de tardes nos pasábamos la pandilla jugando a los dados, al mentiroso, en la primera planta, desde la que se dominaba a todo el ganao que había en el bajo. También era donde veía a la que hoy es mi costilla, después de 32 años, que tiempos.

    ResponderEliminar
  2. ¿no tendrás alguna foto de esa época final verdad? la verdad es que era un poco contraste ver el cafetón y los baffles con los Rolling Stones ahí dándole. (es uno de los recuerdos que tengo).

    ResponderEliminar