martes, 15 de marzo de 2011

PUXA ASTURIES! ESTE ES TU AÑO

Bueno para mí sí lo fue, ya que desde entonces resido en Madrid (pero voy frecuentemente a Gijón como no podía ser de otra manera).
No me voy a centrar a contar la historia de Botas y su influencia en Gijón y Oviedo. Para los que no lo conocieron, dejarlo sólo en que fue nuestro pequeño Corte Inglés, que los asturianos veíamos como algo cercano y que tenía un cierto punto de distinción respecto al otro gran almacén , Simago. Con los años abrieron en Oviedo Galerías Preciados y más tarde vino el tsunami del Corte Inglés + Hipercor.
Del cartel decir que lucía el último logotipo que usó ( con la B escalonada que tenía una influencia muy parecida a la que usaba la S de Seat por aquél entonces). El creador del logotipo fué un diseñador componente de la familia Botas , ya fallecido.
Los tiempos iban cambiando y a Botas le quedaba muy poco tiempo ya para cerrar definitivamente, dejando su espacio comercial en Gijón ocupado por un supermercado entonces y actualmente por Zara.
Una de esas cosas que recuerdo comprar de adolescente , para quedar bien en Navidad con los parientes, eran aquellos estuches de colonia ( tipo Prime Minister) que venían con su after shave de promoción.
Al escribir estar líneas me viene un recuerdo último para aquellos señores trajeados que atendían con cortesía a la clientela y que por edad y apariencia tienen cierto paralelelismo a los jefes de secciones que vemos en el Corte Inglés actualmente.

3 comentarios:

  1. Esos pobres señores trajeados... Yo estudié la EGB en el colegio Jovellanos, al ladito de Botas. Peor que un virus se extendía de repente, unos días antes de las vacaciones de navidad, entre todos los que estudiabamos allí el rumor de que en Botas regalaban cartas para escribir a los Reyes Magos. En mi clase eramos cuarenta y eramos cuatro clases por curso asi que facil nos presentaramos 200 guajes a las 12 horas y un minuto (saliamos a las 12) a pedir la dichosa carta. Recuerdo la cara de un pobre dependiente que nos las dió un año... lo peor era que creo haber puesto esa cara en alguna ocasión yo posteriormente (sin necesidad de trabajar en el mismo sector). Otro rumor que aparecia en esas fechas era que en "Chiqui" regalaban pases para entrar gratis todos los días a Mercaplana, pero eso no se si solo era un rumor porque no llegue a "catar" ninguno. ¿Y cuando regalaban los albumes de cromos? Eramos urracas

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu comentario Miguel. Eso de estar a lo que se pilla parece que no sólo se da en la infancia ¿ponemos ejemplos como la Feria de Muestras o los obsequios que hace años se tiraban desde una avioneta a la playa?. En fin esto último fue lo más parecido a un tsunami que ví yo en mi vida (lo de la avioneta que tiraba muestras de aceite de oliva y postales typical andalusien). Los mayores no respetaban nada ni a nadie en las carreras que se pegaban , total para lo que daban. Yo aún conservo una de esas postales que comento y que todavía me pregunto como llegué a "pillarla".
    Me figuro Miguel que muchas de esas cartas para los Reyes Magos acabarían entrando por Navarro Optico hacia el buzón que ponían en la vieja tienda, aquél -para nosotros- enorme Rey Mago que sostenía el buzón.
    De lo de Mercaplana pues ....que yo conseguí el pase permanente , voy a subirlo.

    ResponderEliminar
  3. El día que se inauguró Botas, no se si fué un gran paso pa la humanidad pero si fué un gran pasu pa mi, se convirtió en mi atajo para ir y venir al Colegio Jovellanos aquellos día de lluvia y frio, bueno los de sol tambien era más vagu que la chaqueta un guardia, segun decia mi padre.Dejé de lado mi otro atajo hasta entonces que era más de andar. Bajaba desde casa al primer piso me metía en Telegrafos iba a dar Correos, atravesaba pasillos, carteria y salia a el porton que hay en la calle Fernandez Vallín, era mucho andar lo de Botas me vino al pelo.

    ResponderEliminar