jueves, 21 de junio de 2012

KIKE , UNA MARCA DE CHOCOLATE QUE DEJÓ BUEN RECUERDO

No es la primera vez que subo la maravillosa publicidad que la marca Kike hacía de su chocolate. La influencia americana ,sus personajes a lo Flash Gordon, la maquetación que hacía de sus componentes eran elementos que iban bastante adelante que la publicidad que se hacía al uso en nuestra tierra.

11 comentarios:

  1. lo recuerdo perfectamente, hummmmmmm

    ResponderEliminar
  2. HOLA LUIS: AQUÍ ES INVIERNO Y ESE RECLAME , SE ME HACE DE TOMAR UN BUEN CHOCOLATE.-
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Saludos a todos. Thony en Gijón se puede tomar chocolate todo el año, nuestro clima nos lo permite.
    La marca Kike cerró hace ya muchos años, más de 40 y tenía su fábrica en el barrio de la Arena, yo tengo un recuerdo muy vago de sus productos.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Antonio Goti del Sol25 de junio de 2012, 9:34

    Yo estaba fastidiado con el tema del chocolate ya que mi madre se empeñaba en que, en su casa, sólo entraba el de La Herminia. Y los guajes del colegio, casi todos, consumían Kike, con lo que yo no podía trapichar con los cromos que esa marca solía incluir en sus tabletas.

    ResponderEliminar
  5. Yo, de siempre Chocolate La Cibeles, con envoltorio rojo y letras y dibujos en dorado; todos los días dos onzas y un trozo de pan para merendar

    ResponderEliminar
  6. Manuel Antonio Goti del Sol28 de junio de 2012, 9:14

    ¿La Cibeles? ¡Carbayón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja ja ja, lo compraba mi madre en la tienda de la esquina, Kike ya no se vendía tanto a mediados los 60 y no había en todos los barrios ja ja ja

      Eliminar
  7. Yo la Cibeles lo relaciono más con el chocolate a la taza,tipo Herminia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, gordo y duro como el carbón pero era delicia pura, nunca me cansé de comerlo :)

      Eliminar
  8. Manuel Antonio Goti del Sol29 de junio de 2012, 9:07

    Había una "segunda marca" de La Herminia que también se consumía mucho, El Sueve. Y Plin, por supuesto.

    ResponderEliminar