lunes, 18 de junio de 2012

LA ZAPATILLONA

Para muchas generaciones de gijoneses - as el nombre de esta zapatería está grabado en su memoria y....probablemente en sus pies. Le seguía la fama de vender calzado duro duro como madreñas. Mi padre me cuenta que una vez tuvo que descalzarse incluso y hacer un trecho del camino sin zapatos...¡qué tiempos!

10 comentarios:

  1. Manuel Antonio Goti del Sol18 de junio de 2012, 9:46

    ¡Ostras, La Zapatillona! Todes les zapatilles me les compraben ahí. Tamién el calzado deportivo, los playeros, pal Instituto. Los "oficiales" del Jovellanos eren de la marca La Cadena, negros y con un ribeteao rojo. En el verano los míos siempre eren Keds, una versión hispana de los Converse americanos, con la puntera blanca de goma. Un añu, como variente a los blancos o azules, sacaron unos de tela vaquera. Aquello fue el acabóse. Tamién estaben los de marca Bamba, pero yo decía que eren de pijos.

    ResponderEliminar
  2. Tiendas "miticas" de Gijón hay a montones... no se yo me acuerdo mucho de la Zapatillería COvadonga que ya cerro o Llaneza en la Calle Asturias que se mantiene. Me acuerdo mucho de "La Mina" en la plaza del seis de agosto o "El puente" en Menendez Valdés.

    ResponderEliminar
  3. Manuel Antonio Goti del Sol19 de junio de 2012, 8:55

    Sobre el comercio La Mina, recuerdo que una noche del sesentaytantos volvíen mi padre y un amigu de pescar y vieron cómo había fuego en el interior. A voz en gritu despertaron al vecindario, que llamó a los bomberos. Pudieron recuperase pieces de tela pero el establecimiento quedó pal arrastre.

    ResponderEliminar
  4. Manuel Antonio Goti del Sol19 de junio de 2012, 9:24

    Ya que se mencionan establecimientos míticos, me tomo la libertad de reseñar unos cuantos, por si el estimado creador de este blog o algún otro habitual pudiese aportar algún documento gráfico sobre los mismos:
    La Caperucita, bombonería en Menéndez Valdés
    Deportes Madriles, en la calle del Instituto
    El Arca de Noé, bazar en San Bernardo
    La Gloria, otro bazar en San Bernardo
    Luís, confección de caballero en Moros
    Tioli, confección en Corrida
    Parsán, fotógrafo en Corrida
    Simeón, comercio de telas en San Bernardo
    Tiendas de artículos veraniegos en el inicio de Cabrales
    Casa Florina-Los Porrones, en la Plaza Mayor

    La lista sería mucho mayor pero su ampliación queda a la voluntad de los interesados.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por los datos, lo tendré en cuenta para nuevas entradas

    ResponderEliminar
  6. Marqués de Casa Valdés:
    La Casa del Pescador; Deportes AS
    Plaza El Parchís:
    Rifle y al lado Sierra ( pa pijos, seguro que aún existe).Todavía estoy viendo la fachada de los 70 tan fea de Calzados Chiqui y que no pegaba nada con el entorno.
    Fotos Vink

    ResponderEliminar
  7. Yo tambien vi el fuego de "la mina" ya que vivia al lado, de la zapatillona me acuerdo de una zapatilla enorme de cuadros, de caballero que eataba en el escaparate, de ahí el nombre...

    ResponderEliminar
  8. Sí , lo de la zapatilla a cuadros quedó en nuestra retina. Era como el anuncio de boinas Elósegui de Oviedo y su boina azul.
    Gracias por dar más datos elapa ¡Rifle!casi no me acordaba del nombre....

    ResponderEliminar
  9. Quería tambien hablar de dos tiendas de las que nunca me olvido; una se llamaba VISIÓN, por detrás de la plaza del ayuntamiento y era de ropa de chicas, creo que ahora hay un restaurante "El Antiguo" calle Valladolid o Melquiades (según street view)Me llamaba la atención por que era una, si no la primera, tienda de ropa que abría gente joven, gente que yo conocía (de aquella, principio de los 70)Era ropa así plan entre ibizenca y hippie. La otra tienda y que seguro que mas de uno/a conocerá se llamaba DEPECHE (también principios 70) en Menéndez Valdés, al lado de Perfuemería Vigil. Esta tienda me llamaba tanto la atención por los escaparates con aquellos maniquíes con poses imposibles y siempre cambiando los escaparates a cada temporada, con colores, con ideas; magnífico. Cuando años más tarde escuché que había una profesión que se llamaba "escaparatista" enseguida entendí a a lo que se refería.

    ResponderEliminar
  10. El Tritón de toda la vida que aún sigue en Menéndez Valdés.
    Tenía un cobrador que pasaba por casa todos los meses.
    Fiaban sin tener que pasar por el banco.
    Otra tienda de zapatos creo que por Corrida al final casi junto al muelle, era Segarra.

    ResponderEliminar