jueves, 19 de mayo de 2016

FOTOLENA Y LOS RECUERDOS DE SUS ESCAPARATES

Hoy os subo un recuerdo gráfico de uno de los comercios de fotografía más emblemáticos del pasado siglo en Gijón. Se trata de Fotolena, situado en la antigua calle Enrique Cangas y cuyo local con vistas en L me trae a la memoria bastantes recuerdos. 
Comienzo con la primera imagen en la que (año 1976) una ampliación costaba 190 pesetas y venía ese tipo de apostilla hoy día desaparecido de "abonó a cuenta..."

 En esta imagen de los años 60 se precia bastante difuminado el interior de Fotolena con el escaparate de la entrada principal.
 Un anuncio en prensa promocionando un tipo de película cuyo porvenir no quedó muy grabado en mi memoria.

 La imagen superior corresponde al local original de Fotolena . Curiosamente a la derecha vemos un Dodge (igual que usó Carrero Blanco). La foto es de los 70.
Otra anécdota es reseñar que a continuación de Fotolena estaba la sede de O.J.E.
A la derecha vemos la imagen del solar actual, nuevo edificio y locales totalmente diferentes.
 Foto Lena era muy popular en Gijón y fueron miles las fotografías que publicó. Muchas de ellas en guías turísticas, periódicos y a la venta al público. Efectivamente eran muy populares las que realizaba en el Molinón en los partidos que rápidamente ponía a la venta en su escaparate a precios populares. Yo publico una del Sporting en el blog que recuerdo me costó 10 pesetas.....

 Pero para mí si había algo que realmente me encantaba de Fotolena eran sus películas de 8 y Super 8mm.
Sus carátulas pintadas, sus temas variados de aventuras, infantiles, terror... eran fantásticas. Fotolena llenaba especialmente uno de sus escaparates con películas de este tipo en los años 70.
 De ellas las que más me gustaban eran las de Castle Films y todavía las conservo, aguantando el tipo como el primer día. La mayoría del catálogo de este distribuidor americano venía de los años 50 y sobre todo los 60 -comienzos de los 70.
 Yo tenía la suerte de tener un proveedor en mi padrino que me las regalaba cuando tocaba el tema de hacer estas cosas que solía ser en Pascua. Realmente no eran baratas, ya que una película muda como las que véis costaba más de 1000 pesetas de la época.
Publicidad encubierta : os recuerdo que aún podéis votar por el blog recuerdogijon en el concurso 20blogs hasta el 3 de Marzo. El enlace está en la columna de la izquierda del blog.

 Esta del inspector tuvo un pequeño incidente la última vez que la proyecté ya que era frecuente que a la mínima que no girara bien la bobina salía el "agujero" de película quemanda.
 Para los que nacimos en los 60 el cachivache de arriba fue bastante culpable de este tipo de aficiones.

Parte posterior de una de las cajas.
Las películas caseras que se grababan con soporte Kodak se enviaban a revelar a Madrid costando la broma -aproximadamente- 500 pesetas por 2 minutos de cinta.

 El tufillo de portadas a lo años 50 queda bien demostrada en estas que os presento ahora.

Actualmente conservo dos proyectores (aparte de un cinexin y un cinemax por tenerlos). Uno de ellos se acaba de quedar sin bombilla, es del tipo "marciana" , de verdad que se llama así, por la que me piden en Madrid más de lo que pueda valer el proyector así que.....
Esta película de la derecha me ha hecho pasar momentos divertidos. A la interpretación de Víctor Mature ataviado de prehistórico - pero menos- hay que unir la de unas iguanas "tuneadas" en el papel de dinosaurios. ¡Ah! y en blanco y negro....


T H E       E N D

7 comentarios:

  1. Lo que más recuerdo de Fotolena eran las fotos de los futbolistas del Sporting. Después de cada partido, tenía una parte del escaparate solo para colgar todas las que había sacado, especialmente antes del partido, entre las que eran muy habituales las de niños posando con los jugadores. Yo siempre me preguntaba qué habría que hacer para tener aquel privilegio.

    Por cierto, en estos tiempos de franquicia y gran superficie ¿qué tal algunas entradas sobre comercios especializados de textil? Por ejemplo, cerca de Fotolena estaba El Cometa, mítica tienda de ropa infantil. Especializada en niños y bebés estaba la también desaparecida Manglés en la Calle San Bernardo... y otras muchas de las que aún sobrevive al menos una en la Calle San José esquina a Saavedra.

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo, he hecho una entrada a colación de tu comentario y las fotos de Fotolena .Yo , desde luego , eso de colarse en la foto no sé como se hacía pero bueno...sería como todo en la vida.
    Creo haber hecho entradas de comercios - algunos enlaces están en FB en la memoria del comercio de Gijón- pero sí que es una etiqueta que da para mucho más. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ahora que se puede registrar cualquier acontecimiento con cámaras de alta definición ya sean semi profesionales o de aficionado y con la posibilidad añadida de un zoom potente o también macrofotografía o incluso con el teléfono móvil, parecen antediluvianos los métodos para obtener imágenes que se conseguían, como en el caso del cine doméstico, con cámaras de formato 8 mm. y Super ocho, cámaras por demás pesadas y caras, comparadas con las de ahora, ya ni hablamos del formato de 16 milímetros que resultaba prohibitivo y de uso casi exclusivo de los profesionales para realización de documentales. Si además querías ver películas que no fueran las que emitían en la televisión o las que proyectaban en las salas de cine, tenías que comprarlas con el alto coste añadido de película, proyector y si querías buena calidad también pantalla con su correspondiente trípode. Recuerdo esta reconocida y emblemática tienda donde comprábamos las películas, tanto comerciales como las de uso familiar o doméstico, alguna de las cuales se conservaban en casa de mis padres, la única que me viene ahora a la memoria era una de Charles Chaplin: Charlot en la calle de la paz. Las películas familiares, con una duración entre tres y cinco minutos tenías que enviarlas después a un laboratorio de Madrid para su revelado y esperar al menos un par de semanas para poder verlas una vez que te llegaban a casa. Ahora ya todo forma parte de un entrañable recuerdo al igual que esta tienda que seguirá viviendo en la memoria de aquellos que la conocimos en aquel Gijón de entonces. Gracias por traerla aquí.

    ResponderEliminar
  4. Excelente y nostalgico blog. Recuerdo ese escaparate lleno de películas en super 8. La primera película que me compré alli fue el rollo 1 de 'El imperio contraataca' y después también el primero de 'Cuando los mundos chocan' del que no tenían ni el rollo 2 ni el 3, así que tuve que conseguirlos en Oviedo en Foto Nic. Aventuras de otros tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus comentarios Aser. Yo todavía compro algunas peliculas de super 8....y cuando se enganchan y se empiezan a quemar me vienen las mismas sensaciones de aquellos años...con cabreo incluído;]

      Eliminar